Google+ Followers

lunes, 19 de noviembre de 2012

LUNA

   LUNA

En el agua tranquila se refleja
entre plata de brillante esmeralda,
y se esconde entre la roída falda
del  rayo de sol que la aconseja.

En verde espesor que se enmadeja
del bosque gigante de la vida,
un ave que a lo lejos dilapida
un canto triste que parece queja.

Un canto, un ave y la sonata leve
llegan al fondo del abismo mio,
y ni plegaria que hasta el cielo eleve

Quita al alma su dolor y hastío
y el amor que se creía muy breve
se hizo torrente como agua de río.

JESUS ALBO 

FLOR

    FLOR
         de musgo y aire con bordes de río
          ANA LUCIA MONTOYA

Un inmenso campo.., una estera,
verde tapete entre gotas de rocio,
congelada la noche con el frío
y una soledad infinita por la espera.

Aparece en el cielo como mensajera
una estrella en el abismo vacío
y mas allá en el torrente de lejano río
un murmullo se escucha en la pradera.

Canto de una flor pequeña, solitaria
de amarillo esplendor, muy luminosa,
no es una flor común, no es ordinaria.

Inconfundible en campo por hermosa
lleva en su interior poesía milenaria,
una mano la corta.., con un beso reposa.

JESUS ALBO 
 

ESTE DÍA

ESTE DÍA

Este día es el final no esperado de todo,
de la angustia tenaz que me persigue,
del engaño sutil que esta cubierto en lodo
de esa sombra aferrada que me sigue.

Hoy dejo de ser yo convertido en humo
de ser aquel amante sin clemencia,
¿no lo saben..? me acabo..,me consumo,
estoy a punto de caer en la demencia.

Hay una gran razón en todo el proceso,
amé con ternura a la chiquita, sin medida,
porque me doblegó con ofrecerme un beso
y en esa espera no me queda mas de vida.

Este día es el final.., esperado y ausente,
creí que me amaba.., y ella escribía un tema,
la perdí en esa tarde y aun está en mi mente,
por eso este dia le he escrito este poema.

JESUS ALBO 

sábado, 3 de noviembre de 2012

LA NOCHE

LA NOCHE

La noche parece otra cada día,
es la ausencia del alma que deseo,
es marchar en las sombras de paseo
es el viaje a lo ignoto una agonía,


La noche parece otra cuando sueño
en tenerte en el fuego que me quema,
o castigo a soledad es la condena
o milagro de altar donde soy dueño
.
No importas lo distante de mi viaje
la noche es esa sombra que me guía,
se requiere de amor tener coraje

Para alcanzar una mañana , nuevo día
y así calmar la sed que da el estiaje
cuando sufre el alma sin ella.., su agonía.

JESUS ALBO

LA NOCHE ES TUYA


  LA NOCHE ES TUYA

La noche es tuya.., eso presiento
no importa lo infinito de las horas,
en esas soledades donde lloras
y tienes la razón como alimento.

Pasa la vida como pasa el viento
y siguen esas ansias tentadoras,
queriendo despertarse en las auroras
con un beso del alma, muy contento.

Mas.., como reprimir lo que yo siento
si en cada noche fría te necesito
porque eres en mi desvelo el alimento.

La noche es tuya, amor.., es exquisito
despertar de un sueño muy contento
sintiendo que el amarnos es bonito.

JESUS ALBO

LA NOCHE TIEMBLA

LA NOCHE TIEMBLA

En cada amanecer que es nebulosola noche tiembla de pasión sombría,
ve un ligero rayo de esperanza al día,
presiente que  la luz le da reposo.

Es este amor por fin maravilloso
que espera ese momento de alegría,
donde salgan las ansias ¡Vida mía!
a cultivar un sueño tan hermoso.

La noche cuando espera un beso,
tiembla, siente que se fugan los instantes,
queda en el silencio de la espera, preso

Con las ansias  que exploran muy rasantes
las manos que juegan con el cuerpo a eso
que ilumina la vida en dos amantes.

JESUS ALBO

LA NOCHE PASA

LA NOCHE PASA

La noche pasa , pero quedan los sabores
quedan los inciensos del fuego consumido
quedan esas nubes que tapan lo vivido
quedan esas ansias que ligan los amores.

Se vive en una noche del iris los colores,
no queda en el silencio el eco que se ha ido,
no vuelan mas las alas de aliento prometido
la luz se desvanece se pierden los fulgores.

Siempre como esclavo siguiendo mi destino
la tengo en cada noche en que el delirio rasa
se cruzó en mi cabeza siguiendo en el camino

Dejó en una noche su perfume en la casa
impregnando mi vida, fijándose a mi sino
y espero que regrese mientras la noche pasa.

JESUS ALBO