Google+ Followers

lunes, 27 de febrero de 2012

DE AQUEL ENCUENTRO

DE AQUEL ENCUENTRO

De aquél encuentro,
para ti inolvidable
para mi solo un dolor profundo
llegué al momento de mirar tus ojos
de percibir tu aliento
de sentirte enamorada
y no era yo
el algel de tus sueños.

Aferrada a un ideal extraño
del brazo
con la mirada absorta
tomabas de la mano al extranjero
y nunca volvería a ti
después de irse
mientras yo me sumía
amándote tanto
me sumia sin ti
en el silencio.
JESUS ALBO

No hay comentarios:

Publicar un comentario